1.- Brinde datos numéricos. Los periodistas aprecian escribir o hablar sobre hechos concretos, como cantidad de producción o ventas; de trabajadores, beneficiarios; ganancias, pérdidas, unidades de material donado…

2.- Proporcione material histórico que permita hacer comparaciones en periodos determinados, como datos de producción del primer trimestre de los últimos cinco años comparados con los del primer trimestre del año actual, etc.

3.- Evite tecnicismos. Usted y los funcionarios de su empresa conocen del negocio al que se dedican; la población (a la que finalmente se dirige la noticia) no necesariamente. El periodista debe ‘traducir’ los tecnicismos para que cualquier lector los entienda, de manera que si él no tiene claro lo que significan, existe un alto riesgo de que su información se distorsione o no se publique.

4.- Muestre el lado humano de su empresa. No se trata de ser sensacionalista, sino de darle un rostro o una personalidad a algo que suele ser frío. En realidad se trata de transmitir su identidad y valores, como la solidaridad, el trabajo en equipo o la vida saludable que se fomentan en su empresa.

5.- Sea conciso y sustancioso. Maneje mensajes clave. No se extienda en ‘largos testamentos’, el periodista no dispone del tiempo que requiere leerlos porque ya tiene una cobertura (o más) asignadas para entregar ese día; vaya al grano y use los mensajes que desea posicionar. Éstos deben ser cortos y directos para que puedan usarse juntos y no se descontextualicen.

6.- Evite los adjetivos calificativos. “Panadero alaba su pan”, dice el dicho. Limítese a describir los hechos, que es lo que hacen los periodistas. Es común encontrar adjetivos como: mejor, novedoso y único. Si los usará, asegúrese de que sean ciertos, de otra manera perderá credibilidad. En otras palabras, quedará como mentiroso.

7.- Hable con la verdad. No exagere los hechos, evite ‘adornar’ la redacción de sus textos porque se ‘ven más bonitos’, o porque cree que la empresa será mejor apreciada. Al contrario, los hechos reales son los que le dan sustancia a la información que el periodista recibe, y los que ayudarán a fortalecer la credibilidad de su empresa.

8.- Evite presionar a los periodistas para que publiquen su información. El efecto será el contrario. Si la información es lo suficientemente buena y oportuna para ser publicada, la verá en el diario o revista en la siguiente edición. Eso de: “ya salió en otros medios, solo me falta el suyo”, no funciona.

9.- Sea oportuno. Es más probable que publiquen una información de su empresa relacionada con el Día de la Madre, en el mes que se celebra esa fiesta, que en Navidad. Analice la agenda mediática. Si la mayoría de los temas están relacionados con la política, es bastante difícil que publiquen que su empresa cambió de gerente, a no ser que éste hubiera sido un reconocido político del país.

10.- Planifique sus notas de prensa. Hay eventos que suelen ocurrir, al menos, una vez a lo largo del año y que pueden arrojar información noticiable. Arme una agenda y prepare su nota de prensa con apoyos como fotografías, infografías y videos; quizás pueda tener especialistas que profundicen en el tema y que le permitirán un espacio mayor en las publicaciones de los medios de comunicación.

 

* Tanya Imaña Serrano

Comunicadora social y periodista

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *